5fa09e491ec224d8d5828183ca249b2b

En los últimos días de lo único que se habla es de Facebook y su escándalo con Cambridge Analytica. Hecho que se vendió como una falla de seguridad pero que fue en realidad una violación de términos y condiciones (Revista Anfibia, 11 minutos). La conversación derivó en cuestiones vinculadas a nuestra privacidad en Internet, la caída de las acciones de Facebook en la bolsa y las pobres declaraciones de Mark Zuckerberg, pero sobre todo alrededor de la cantidad de información que compartimos a través de la red, y el potencial uso que podría hacerse de ella sin que tengamos idea (Denken Uber, 6 minutos). Incluso durante los últimos días, en Argentina se viralizó la movida de darse de baja en Facebook, pero la verdad es que no es algo tan sencillo como parece (Vice, 9 minutos).

Otro debate interesante que se empezó a plantear a raíz de este escándalo fue la necesidad de crear entidades que controlen la privacidad en la red, que obliguen a las diferentes compañías con mucho flujo de información a cumplir una serie de reglas y aplicar multas si no lo hacen. Tim Cook, CEO de Apple, dijo que debería haber legislaciones más fuertes que insten a los diferentes actores a proteger los datos de sus usuarios (Ariel Marazzi, 8 minutos).

Algunas empresas buscaron sacarle algún rédito a la situación, como es el caso de Mozilla, que lanzó una extensión para el navegador llamada Facebook Container que lo que hace es separar a la plataforma y mantenerla en un contenedor separado, por lo que el usuario que cierre sesión va a poder seguir visitando páginas webs sin vincular lo que haga con su cuenta de Facebook. También se lanzó Sing up for Facebook, una web que recopila toda la información que recolecta la red social sobre nosotros.

Además de todos los links que fuimos compartiendo en este post, acá les dejamos otro artículo que arroja aún más luz sobre lo que fue este escándalo, sus causas y consecuencias y que logró desestabilizar la figura de Mark Zuckerberg, quien hasta no hace mucho parecía intocable.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *