libro-en-papel-y-libro-digital

Sam Missingham, fundadora de Lounge Books, en un artículo publicado en The Bookseller llama la atención sobre un tipo de comportamiento contradictorio por parte de algunas personalidades del sector editorial. Una actitud a la que califica como “complacencia” ante el crecimiento de las ventas de libros en papel y también ante la supuesta caída o estancamiento del formato digital, entre otras cosas. A lo que se refiere Missingham, y que está muy bien explicado por José Antonio Vázquez de DosDoce, es que resulta evidente que hemos entrado en la era de los servicios alrededor de los contenidos y cuando la realidad muestra que la transformación va mucho más allá del formato, que lo digital atraviesa de lado a lado todos los aspectos del negocio editorial y quien no quiera verlo corre el riesgo de seguir en un “permanente estancamiento”.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *