1366_2000 (1)

Mes a mes y prácticamente sin darte cuenta Spotify, Apple Music u otro servicio se cobra sus 9,99 euros de tu cuenta bancaria. A cambio de esto accedes a un catálogo de millones de canciones de forma online en cualquiera de tus dispositivos. Un modelo de negocio para la música que indudablemente tiene ventajas para el usuario con respecto a la distribución de la música pre Internet, y para muchos también con mayores ventajas que buscar, descargar y catalogar la música de manualmente. Pero este cambio de tendencia ha provocado un fenómeno curioso, no solamente pagamos por la música, sino que pagamos más que en la época de los CDs (Xataca, 4 minutos).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *