La cultura gratuita que no convence a todos

27/03/2020 0
p07b4k75.jpg

Las iniciativas y la creatividad cultural se dispararon en la cuarentena generada por el coronavirus. Artistas, escritores, museos y demás centros culturales llevan sus trabajos a las manos del lector para hacer más llevaderos los días de confinamiento. Una de las estrategias polémicas ha sido la de que algunas editoriales dejaron gratis varios de sus libros en la red. Parte del sector considera que una cosa es apoyar a la gente en sus casas con contenidos digitales en estos momentos y otra enviar la señal de que la cultura es gratis, retroceder en educación contra la piratería, abaratar la creación y poner en riesgo a las librerías independientes, una parte esencial de la cadena de valor del libro (WMagazin, 6 minutos).

Javier Jiménez, director de Fórcola Ediciones en España, asegura que “subirse al carro del GRATIS TOTAL tendrá graves consecuencias para la industria: ¿quién va a estar dispuesto a seguir pagando por entrar a un museo, escuchar un concierto, ver una obra de teatro o… comprar un libro (y a su precio), después de la pandemia del Gratis Total?” (Valor de cambio, 5 minutos).

Ana Santos, directora de la Biblioteca Nacional de España (BNE), sostiene que una institución tiene la obligación de escuchar a su sociedad: “debemos ofrecer nuestro contenido para acompañarla. Somos un servicio público y tenemos que aportar valor con generosidad”. En esta semana la web de la BNE disparó su tráfico al doble, ahora son 46.000 visitas al día. La Biblioteca Digital Hispánica ofrece más de 200.000 libros y música, entre otras opciones (El País, 5 minutos).

En Argentina, se da la misma polémica. «La situación es excepcional y por ello las soluciones de excepción valen», sostiene María Teresa Carbano, presidenta de la Fundación El Libro. Y compara: «Si un productor de alimentos dona una determinada cantidad, ¿por qué un editor no podría donar uno o dos libros facilitando la descarga gratuita?».

La industria editorial, dice la editora Trini Vergara, nace cuando se le puede poner valor a la obra, cuando se establece el derecho de autor ¿Y en estas circunstancias? «El mensaje es un boomerang: no podemos instalar que lo bueno es que sea gratis, es circunstancial, es una donación. Después vamos a volver que tener que defender que cobramos por los libros. Cuidado, que vamos a tener que volver a ser los malos de la película» (Clarín, 5 minutos).

El debate ya está planteado y mientras tanto las propuestas se multiplican:

Cuarentena con libros gratis: dónde leer en línea y descargar novelas y cuentos.

Libros gratis para todos: tips para pasar la cuarentena leyendo en casa.

24 editoriales ofrecen sus libros electrónicos gratis para hacer más llevadera la cuarentena.

Coronavirus y cuarentena: autores, editoriales y plataformas ponen libros y audiolibros gratis en Internet.


Dejanos tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *