1-QOfG7bjrnbH8esAraCPwXA

La semana pasada tuvimos la posibilidad de estar presentes en la reunión ordinaria de la CERLALC en Santiago de Chile junto a Ministros de Cultura y autoridades de latinoamérica. Allí debatimos sobre dos proyectos que aspiran a modificar la anatomía de la circulación del libro en la región. Por un lado, el Catálogo latinoamericano de la oferta editorial (cuyo documento elaboramos), algo sumamente ambicioso que de hacerse, significará un cambio muy importante para la dinámica del libro. Y por el otro, el Pacto Iberoamericano por la libre circulación del libro, que busca generar acuerdos multilaterales que permitan fomentar la bibliodiversidad.

Más allá de estos dos proyectos puntuales, el foco que tuvo la reunión en toda su agenda fue la preocupación por la circulación del libro en América Latina: las enormes distancias del continente, las deficiencias en los sistemas de transporte, los costos de logística, la burocracia administrativa en los sistemas aduaneros; todo ello supone grandes dificultades que históricamente ha debido atravesar el sector editorial para potenciar la circulación del libro. El libro digital supone una respuesta a muchos de estos desafíos, sin embargo, ha avanzado muy poco. En este artículo, les contamos algunas reflexiones respecto esto y a la gran oportunidad que “lo digital” representa para la región (Medium, 7 minutos).


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *